viernes, 22 de enero de 2010

A los ticos nos gusta señalar culpables

Esta presentación la recibí por correo electrónico. Pensé que sería una basura más, pero en realidad me sorprendió. ¡Este es el tipo de correos que quisiera recibir siempre! Les recomiendo leerla toda porque vale la pena.
Nota: a mí me gusta siempre citar y mencionar fuentes, pero en este caso no hay nombre responsable.


¿Qué piensan estimados lectores? ¿Se sienten o no identificados? La verdad es que en muchas cosas que se dicen ahí, me quitaron las palabras de la boca. Y en otras me puso a reflexionar. Porque, no podemos jugar de mártires sólo acusando y no haciendo autoexamen.


El cambio viene desde abajo. No sólo del presidente, de los diputados, del alcalde. Es muy fácil señalar pero no proponer. Soñemos con un país diferente.


Creo que no hay más que decir.


3 comentarios:

karly dijo...

Está bastante bueno!!

Absulit dijo...

Creo que para cada uno esto es un examen de conciencia, y eso es lo que voy a hacer aquí hacer un examen de conciencia en mi comentario.

Confieso que llevo años sin leer un libro, es cierto, hasta hace una semana volví a retomarlo.

Confieso que sí he criticado políticos y aun lo hago, pero también reconozco que, es parte de mi visión obtusa de creer que una sola persona puede obligar a otras a hacer para lo que se supone que lo escogimos, dirigir y mandar. No me gusta que me manden y también sé que un político no tiene tantos brazos para ejecutar una solución y que esos brazos deben ser de los demás, yo incluido, pero como no me gusta que me manden no lo hago.
Reconozco que alguna vez de niño boté basura en la calle... y que solo una vez rejunté la basura de una persona que vi que la botó... pero no he rejuntado la que veo en el camino.

Reconozco que siempre he sido puntual, hasta llegando antes de la hora acordada, y luego esperando hasta que llegue la otra por la mala costumbre de ésta, no por la mía.

Un amigo cubano me decía: "Este país lo que necesita es un dictador para que se muevan!" por supuesto en todo el sentido irónico de la palabra... pero empiezo a creer que tiene razón.

Vivimos con la idea de que "si otro lo hace por qué yo no?!" y esto se convierte en una enfermedad; estamos para criticar a los vendedores ambulantes, pero ahí estamos comprándoles, y esos son quienes deben ir a la cárcel; esperamos a que alguien nos diga "por que no te movés" ya que no tenemos la fuerza suficiente para tomar decisiones propias. Esta es una sociedad enferma y que no se nos olvide que cuando digo sociedad, YO estoy incluido, ya que si no soy parte de la solución, soy parte del problema.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.