lunes, 7 de diciembre de 2009

I·lu·so


Es interesante cuando le piden a uno describirse en unas palabras y uno no sabe qué decir. Pero de pronto suceden cosas que definen nuestra manera de ser y que sale esa justa palabra que lo resume todo.

Esa palabra que encaja perfectamente y que uno piensa en cómo no se le había ocurrido antes. Es como una huella dactilar, pero filológica.


Precisamente, así de la nada, en una situación común, encontré mi huella filológica. Todas las definiciones que leí y analicé lo refuerzan, y me parece que lo he interiorizado. Puede ser bueno, puede ser malo, pero de verdad me identifiqué.

Creo que confío demasiado en la gente, espero demasiado de todos. Muchas veces me encuentro dándome por completo hacia otros, sin respuesta. No me considero para nada un humano infalible ni indispensable, pero pucha... ¿hasta qué punto debo ser así?

He perdido amigos, he perdido ilusiones y me he hecho más fuerte. Y me mantengo fuerte con lo que he conservado. No puedo dejar de creer en la bondad y en el equilibrio. Pero en serio, ¿hasta qué punto?

Iluso es lo que soy.

9 comentarios:

ricbonco dijo...

Mae tiene muchísima razón, yo también siempre tiendo a dar mucho sin recibir nada a cambio. Pero creo que eso es parte de la escencia que cada uno posee, lo que nos da fuerza, lo que nos hace ser lo que somos.

Lo que no te destruye te fortalece.

Tuanis

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Pues te digo yo soy iluso y muchas veces me he negado a mi mismo con tal de ayudar a los demás y no sabes cuantas decepciones me he llevado. Amigos van y vienen, solo los verdaderos sobreviven en este mundo tan voraz.

Pero seguiré siendo iluso y soñador, no voy a dejar que hasta mis sueños me roben, eso jamás.
Saludos

El mae del bajo dijo...

mira q a veces me pasa a mi, creemos en la gente y al final nos hacen una perrada y nos hacen pensar y es ahi cuando relamente nos damos cuenta de lo que pasa alrededor.... y nos pasa cada chasco por ser buena gente.. verdad?

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Pero a los ilusos se nos llena el corazon cada vez que damos!

No importa cuantas veces nos den la espalda, al menos nadie nos podrá señalar que nuestro pecado fue el egoismo!

Saluditos

arqruiz dijo...

Yo creo que la nobleza de corazon y el amor al projimo no se pueden catalogar como actuaciones de un iluso. El actuar, con equidad y con certera entrega, son parte del proceso de maduracion por el que pasa todo ser humano conciente de su ser. Todo ser humano ubicado en este "loco" mundo carente de valores.

MarcoTVS dijo...

Ricardo, Roy, Mae del bajo, Heidy y Agustín: demasiadas gracias por pasar y comentar.
Es difícil a veces, porque choca uno contra una pared. Y el problema es que se repita y que uno lo haga siempre.
"Like everybody and trust no one" pienso a veces.
He llegado a la conclusión de que lo mejor es endurecerse. No puedo decir que no me vayan a afectar las cosas y que me haga un amargado. Pero sí, hacerse una coraza y ser selectivo.

Alvaro dijo...

Yo no podría describirme con una sola palabra, tendría que usar muchas. Curiosamente, iluso es una de esas palabras y tener algo de ilusión nos guía para realizar ciertas cosas.

Saludos,

pablochuken dijo...

Creo que a todos nos pasa, pero con el tiempo las cosas cambian; como en todo. A veces las amistades suelen ser tan inciertas, que confunden a cualquiera. Pero en la medida en que puedas inferir un poco mas de "esas experiencias", las cosas son un poco mas predecibles, pero no siempre, no siempre.... Los políticos suelen ser todo unos expertos en este campo!

MarcoTVS dijo...

Álvaro y Pablo, gracias por pasar! Pues sí, en el fondo todos somos ilusos a nuestra manera.